miércoles, 20 de enero de 2010

CRONISTAS DEL ESTADO BOLÍVAR




Américo Fernández---Ciudad Bolívar---0416.7855134

Leopoldo Villalobos----Ciudad Guayana--0414-7676219

Ángel Romero--- Upata----0416 2980093

Israel Rivas---El Palmar-- 0288.8811025

Sebastián Enmanuelli Poggi---El Callao---0414.0968000

Abel Fuenmayor---- Maripa----0416-1911295

Marcelis Bastardo---El Manteco---04148631100

Milton Rojas----Caicara del Orinoco---03567637

Tomás Rafael Yépez----Tumeremo----0288-71398

Luis Emilio Hurtado Zorrilla---Ciudad Piar---0414.8631460

Manuel Otero (+)----- Guasipati----0288-671393

Oswaldo García--------San Félix----04166862620

Santa Elena de Uairén (Aun no lo han nombrado)

lunes, 18 de enero de 2010

ASOCIACIÓN DE CRONISTAS DEL ESTADO BOLÍVAR (Fundación)





Dieciocho años después de la IX Convención Nacional celebrada en Ciudad Bolívar, específicamente el 16 de septiembre de 1997, fue cuando se constituyó la ASOCIACIÓN DE CRONISTAS FICIALES DE LOS MUNICIPIOS DEL ESTADO BOLÍVAR. La fundaron AMÉRICO FERNÁNDEZ, venezolano, mayor de edad, Licenciado en Comunicación Social, titular de la cédula de identidad No 911.300 y Cronista Oficial del Municipio Heres, donde reside; LEOPOLDO VILLALOBOS BOADA, venezolano, mayor de edad, Licenciado en Comunicación Social, titular de la Cedula de Identidad No 751.068 y Cronista Oficial del Municipio Caroní, donde reside; ANGEL ROMERO, venezolano, mayor de edad, Docente, titular de la Cedula de Identidad No 1.845.431 y Cronista Oficial del Municipio Piar, donde reside; RAMÓN EMMANUEL POGGI, venezolano, titular de la Cedula de Identidad No 2.148.071 y Cronista Oficial del Municipio El Callao, donde reside; MIGUEL FERRER RIVAS, mayor de edad, Oficinista titular de la Cedula de Identidad No 756.204 y Cronista Oficial del Municipio Sifontes donde reside; LUIS EMILIO HURTADO ZORRILLA, venezolano, mayor de edad, Periodista, titular de la Cédulas de Identidad No 1.812.855 y Cronista del Municipio Raúl Leoni, donde reside, ABEL FUENMAYOR, venezolano, mayor de edad, estudiante universitario, titular de la Cedula de Identidad No 13.452.632, Cronista del Municipio Sucre, donde reside.
La “ASOCIACIÓN DE CRONISTAS OFICIALES DE LOS MUNICIPIOS DEL ESTADO BOLÍVAR”, se constituyó sin fines de lucro y con personalidad jurídica propia, con domicilio principal en Ciudad Bolívar, capital del Municipio Heres y del Estado Bolívar.
Se estableció como tareas fundamentales: 1) Propender a la preservación, conservación, mantenimiento, revitalización y puesta en uso de todos los bienes que integran el patrimonio cultural y natural del Estado Bolívar. 2) Trabajar por el pleno funcionamiento del Archivo Histórico de Guayana conforme a la Ley sancionada por la Asamblea Legislativa y promulgada por el Ejecutivo Regional el 7 de febrero de 1992. 3) Promover, asesorar y estimular investigaciones encaminadas a la afirmación de la identidad de cada Municipio y Estado en general. 4) Atender a los requerimientos de las Instituciones Públicas o Privadas, especialmente de las que tenga que ver con la Educación en lo tocante a la Historia Regional. 5) Recopilar y divulgar periódicamente la producción histórico-cultural de los Cronistas de cada Municipio. 6) Asesorar y estimular investigaciones puntuales que emprendan estudiosen torno al Municipio y al Estado. 7) Recomendar ideas e iniciativas que contribuyan a revivir y mantener el prestigio de las tradiciones de los pueblos bolivarenses. 8) Organizar encuentros y exposiciones bibliográficas y documentales sobre materia de la competencia de los Cronistas del Estado. 9) Patrocinar reuniones, talleres, charlas, encaminadas a sensibilizar, informar sobre temas relevantes atinentes al desarrollo espiritual y cultural de las comunidades. 10) Establecer mutuas relaciones con otras Asociaciones de Cronistas del país, especialmente con la Asociación Nacional de Cronistas Oficiales de ciudades de Venezuela (ANCOV).
La Asociación tendrá la duración que acuerde la mayoría de sus miembros, quienes permanecerán tres (3) años en el ejercicio de sus cargos directivos pudiendo ser reelecto. Los miembros de la Junta Directiva sólo podrán ser removidos de sus cargos cuando se les compruebe la comisión de faltas graves en el ejercicio de sus funciones. Las ausencias temporales o absoluta de los miembros de la Junta Directiva serán cubiertas por los Cronistas que al efecto designe la mayoría de los miembros de la Asociación en los cargos que les correspondan.
Para suscribir convenios, abrir, movilizar y cerrar cuentas bancarias, y para presentar legalmente a la Asociación, se requiere la firma del Presidente y el Vicepresidente. La administración y gestión de los fondos económicos de la ASOCIACIÓN DE CRONISTAS OFICIALES DE LOS MUNICIPIOS DEL ESTADO BOLÍVAR corresponden conjuntamente a los miembros de la Junta Directiva a cuyo efecto llevará una contabilidad detallada de ingresos y gastos. Las erogaciones ocasionadas por el funcionamiento de la Asociación serán liquidadas en una cuenta bancaria abierta a nombre de la misma, previa presentación del gasto justificado y soportado, y con las firmas conjunta de los miembros de la Junta Directiva, comprometiéndose a llevar los estados de cuenta y gastos realizados conforme a los que se han estimado. Dicho libro estará a la disposición de cualquier miembro de la Asociación para su control y constatación. La Asamblea General Ordinaria de la Asociación se reunirá una vez al año y la extraordinaria, cuando sea necesaria a juicio de la mayoría de la Junta Directiva. Las convocatorias por el medio más idóneo, se haría con (5) cinco días de anticipación a la fecha prevista, debiendo expresarse con la convocatoria la hora, lugar, fecha y objeto de la reunión. Las resoluciones que adopte la Asamblea deberán contar con la aprobación de a mayoría del quórum reglamentario, el cual será siempre de la mitad más uno de la totalidad de los Cronistas Oficiales de los Municipios del Estado.
Fueron designados miembros de la Junta Directiva, los Cronistas: AMÉRICO FERNÁNDEZ, en calidad de Presidente; Leopoldo Villalobos, como Vicepresidente y para desempeñar el cargo de Secretario, ANGEL ROMERO.
La dirección, control y ejecución de las actividades de la Asociación diaria corresponde al Presidente de la Junta Directiva de la Asociación. Se autorizó amplia y suficiente al Lic. Américo Fernández para la realización de todos los tramites y gestiones necesarias para la protocolización del Acta Constitutiva Estatutaria de la ASOCIACIÓN OFICIALES DE CRONISTAS DEL MUNICIPIO DEL ESTADO BOLÍVAR. La fundación de la Asociación quedó debidamente registrada bajo el número 31, tomo 11, Protocolo 1, del 3 trimestre de 1.997 del Registro Subalterno del Municipio Autónomo Heres del Estado Bolívar, bajo la titularidad de la doctora María Eugenia Figarella.










EL CRONISTA DE LA CIUDAD / Américo Fernández




Nunca antes la figura del llamado “Cronista de la Ciudad” llamó tanto la atención como a partir de 1989 cuando el legislador a través del artículo 187 de la Ley Orgánica de Régimen Municipal, la impuso para todos y cada uno de los Municipios de Venezuela.
Sin embargo, aquí en Ciudad Bolívar, la figura del Cronista, se conocía desde los años cuarenta en la persona del Bachiller Ernesto Sifontes que más que cronista de la Ciudad era cronista del Orinoco. En ese tiempo, más precisamente en el 45, la Municipalidad de Caracas dictó una Ordenanza y designó por primera vez el Cronista, recayendo esta función en el escritor, diplomático y periodista valenciano Enrique Bernardo Nuñez, quien lo fue de por vida.
De ese año, período del Medinismo, databa la Ley del Patrimonio Histórico y Artístico de la Nación, refrendada por el entonces Ministro de Interiores, Arturo Uslar Pietri, recientemente sustituida por la Ley del Patrimonio Cultural de Venezuela. Comenzaba entonces un despertar por la investigación, la divulgación, reconstrucción, prevención y conservación de la memoria del pasado. Aunque oficialmente no existía hasta ese momento, la figura del cronista, es evidente que desde mucho antes intelectuales con vocación venían ejerciendo ese oficio. De manera, que primero fue el cronista espontáneo y luego el cronista oficialmente reconocido como tal. Las dos figuras continúan coexistiendo, por lo que la condición de cronista nunca se pierde aun cuando oficialmente no sea reconocido como tal. En Ciudad Bolívar, tan rica en valores culturales, se distinguieron como cronistas espontáneos y asimismo como socios correspondientes de la Academia Nacional de la Historia, José Angel Ruiz, Luis Aristeguieta Grillet, Bartolomé Tavera Acosta, Luis Felipe Vargas Pizarro, J. M. Agosto Méndez, Juan Manuel Sucre, Héctor Núñez Santodomingo, Eduardo Oxford, Ernesto Sifontes, José Francisco Miranda, Constantino Maradei Donato, Horacio Cabrera Sifontes y Manuel Alfredo Rodríguez. Este último miembro numerario.
El primer cronista oficial, designado por el Concejo Municipal de Ciudad Bolívar, fue el doctor Adán Blanco Ledezma, seguido por Angel del Valle Morales, José Eugenio Sánchez Negrón y Américo Fernández.
En el resto del Estado, Leopoldo Villalobos (Caroni), Juan Francisco Girón y Angel Romero (Upata), Ramón Sebastián Enmanuelli (El Callao), Roberto Ferrer (Tumeremo), Luis Emilio Hurtado Zorrilla (Ciudad Piar), Israel Rivas Muñoz (El Palmar), Abel Fuenmayor (Maripa), Milton Rojas (Caicara) y Marcelis Bastardo (El Manteco).
Estando el cargo vacante, el Concejo Municipal de Heres que culminó su período en el 89, no quiso despedirse sin antes llenar el vacío de quien por vida había sido el Cronista de la ciudad, el poeta José Sánchez Negrón, y lo hizo atendiendo una solicitud de los gremios de periodistas, abogados laborales y sindicato de la prensa que proponían el nombre de Américo Fernández.
No es fácil ser Cronista de la Ciudad por lo difícil que es ser reportero, crítico cruzado y juez. Esto, en términos periodísticos, vale decir, en la forma como el periodismo lo conceptúa, pues cuando se trata de ser cronista de la ciudad, el concepto va más allá.
El Cronista de la Ciudad fundamentalmente debe investigar, divulgar la vida de la Ciudad y cuidar celosamente de sus valores históricos, artísticos y arquitectónicos tal como en su oportunidad lo hicieron y lo hacen en Caracas Enrique Bernardo Nuñez, Mario Briceño Iragorri, Mauro Páez Pumar, José Schael, Carmen Clemente Travieso y Juan Montenegro.
A juicio de Julio Febres Cordero, el Cronista de la Ciudad tiene que ser esencialmente escritor e historiador y contar entre sus atribuciones la de velar por la conservación y mejoramiento del Archivo Municipal y asimismo servir de asesor al Consejo en las consultas requeridas.
Julio Barroeta Lara, Cronista de Valencia, director del Cuerpo C del diario El Nacional durante varios años, profesor universitario y jurado de mi tesis de grado, lo conceptúa como “divulgador de la vida parroquiana de antes y de ahora y capaz de reconstruir trozos del pasado”. Para Misael Salazar Leydenz, Cronista de Coro, es “explorador, afianza la identidad, investiga el presente y el pasado y su legado es tesoro valioso para el futuro”. José Vicente Henrique, Cronista de los Andes, configura al cronista como “un intelectual de buen suceso porque se ha nutrido de las raíces de su pueblo”.
Venezuela tiene en Juan de Castellano, Pedro de Aguado, Pedro Simón, José Oviedo y Baños, José Gumilla y Felipe Salvador Gilij, a los más relevantes cronistas de la Colonia. Juan de Castellano fue cronista muy singular pues “Elegías de varones Ilustres de Indias” es una crónica en versos. Tal vez los versos más largos de la lengua castellana, muy criticado por cierto, pero considerada su Elegías como una preciosa fuente para el estudio de esos años de nuestra historia. La historia del Siglo XVI. Nacido en Sevilla, llegó muy joven e nuestro continente (1539) y murió en Tunja a la edad de 85 años (1607). Destaca su obra “Elogio de las Islas Orientales”.
Pedro de Aguado, misionero franciscano, considerado el primer historiador de Venezuela, nació en Valdemoro, (España) en 1538 y falleció en Colombia en 1539. Fray Pedro de Aguado fue teólogo, matemático e historiador. Autor del libro “Noticias Historiales relativas a Santa Marta, Nuevo Reino de Granada y Venezuela” que sirvió a sus sucesores Fray Pedro Simón y José de Oviedo y Baños, entre otros.
Pedro Simón, nacido en San Lorenzo de la Parrilla, España, era franciscano. Fue uno de los cronistas de Indias y el primero que elaboró metódicamente la Historia de Venezuela. No se conoce el lugar ni la fecha de su muerte y su obra fundamental “Noticias Historiales de las conquistas de Tierra Firme” comenzó a escribirla a comienzos del siglo diecisiete cuando llegó al Virreinato de Nueva Granada.
José de Oviedo y Baños, nació en Bogotá, 1671, y murió en Caracas donde vivió 52 años, el 22 de noviembre de 1738. Escribió “Historia de la Conquista” y “Población de la Provincias de Venezuela” y se considera como el primer gran historiador de Venezuela. Su obra es una verdadera crónica, serena, densa y auténtica de la Capitanía de Venezuela, donde resaltan. Los Belzares, el Tirano Aguirre y Diego de Lozada. Se publicó por primera vez en Madrid en 1723 y sólo fue reimpresa un siglo después de Caracas.
José Gumilla, misionero, historiador y lingüista, autor del Orinoco Ilustrado, nació en Cárcer España, 1686, y falleció en Colombia (1705), donde estudió filosofía y teología. Se inició como misionero de la Compañía de Jesús a todo lo largo de la geografía llanera y orinoquense en 1716 y su principal obra El Orinoco Ilustrado constituyó un libro de gran impacto y polémica en el mundo europeo. En su expedición vino el también misionero italiano Felipe Salvador Gilij, quien permaneció 19 años en el Orinoco y mejor escribió sobre la orinoquia, durante el período hispánico. Da cuenta de la etnia Tamanaco que tenían por Dios a Amalivaca.
La figura del Cronista oficial la consagró por primera vez la Municipalidad de Caracas en 1945 y a partir de allí ha sido adoptada por las principales ciudades a través de sus Consejos Municipales.
En 1968 se constituyó la Asociación Nacional de Cronista Oficiales de Ciudades de Venezuela (ANCOV) que regularmente celebra una Convención anual para interaccionar con los cronistas de todo el país. La primera ocurrió en Valencia ese mismo año de 1968. En total, se han realizado hasta ahora XXX asambleas nacionales. En la convención de Coro, se acogió un proyecto de Ordenanza modelos para todos los Consejos Municipales del País que define y norma las funciones y obligaciones tanto del Cronista como de la Municipalidad con respecto al Cronista. Ese proyecto ya ley u ordenanza en las ciudades principales de Venezuela, establece que el Cronista Municipal es de por vida o permanente y que la condición de tal sólo se pierde por renuncia, incapacidad o sentencia penal condenatoria de tipo judicial.
Según Lourdes Dubuc, Cronista de Boconó, los cronistas son personas de vocación, a los cuales se les ha oficializado el cargo luego de una trayectoria cumplida. Sin embargo, la situación que se perfila ahora es por fuerza del Artículo 187 de la Ley Orgánica de Régimen Municipal que establece que todo él Municipio tendrá su Cronista. Lo cierto es que ahora los Cronistas están legalmente amparados y la Municipalidad de hecho tiene a quien acudir para casos de consultas.
Pero ahora que existe la norma legal, la preocupación en las últimas Convenciones ha estado centrada en el asunto de la Ordenanza y en el problema de si el Cronista debe ser funcionario municipal, en cuyo caso estaría sujeto a un sueldo y a las contingencias que significa un cargo remunerado que le exigiría una serie de obligaciones.
En el Estado Trujillo, los Cronistas son Ad- Honorem al igual que el de Ciudad Bolívar, a condición de que la Municipalidad les otorgue una Oficina con una Secretaria y un Archivista, gastos de representación y partida para él funcionamiento cabal de la oficina.
La Ordenanza Municipal establece la figura del cronista vitalicio no sólo porque tradicionalmente ha sido así, sino porque la misma naturaleza del trabajo lo exige. El cargo de cronista debe ser vitalicio o permanente (el vocablo es lo de menos, puede ser expreso o tácito como en la Constitución Nacional del 61 con respecto a los senadores ex Presidentes de la República) como lo establecen las ordenanzas de Coro, Punto Fijo, Barquisimeto y casi todas las de otras ciudades de centro, occidente y oriente, a no ser que razones de salud, manifiesta incompetencia o negligencia, le impida al Cronista ejercer con propiedad las funciones que les son inherentes.
La Ley Orgánica de Régimen Municipal recientemente reformada o suplantada por la Ley Orgánica del Poder Público Municipal del 8 de junio de 2005, amplía mediante la Sección Tercera, Artículos 125 y 126, la figura del Cronista Municipal














IX CONVENCIÓN NACIONAL DE CRONISTAS




Para 1979, sólo existían dos Cronistas Oficiales en el Estado Bolívar. Tales, el doctor José Eugenio Sánchez Negrón, de Ciudad Bolívar y el licenciado Leopoldo Villalobos Boada, de Caroní. No obstante, ese año, entre el 27 y 30 de septiembre se realizó en la capital bolivarense la IX Convención Nacional de la Asociación de Cronistas Oficiales de Ciudades de Venezuela.
La Directiva Nacional de la Asociación, presidida por el doctor Luís Acosta Rodríguez, presentó un informe pormenorizado de sus actuaciones durante el primer año de gestión; se rindió homenaje, muy merecido, a un distinguido miembro fundador, como es don Alfonso Marín, cronista de Valencia, con motivo e haber cumplido setenta años de fecunda existencia. De igual manera fue rendido homenaje con carácter póstumo, a otro ilustre miembro de la Asociación, fallecido a comienzos de este año: el brillante escritor doctor Guillermo Meneses, quien fuera prestigioso Cronista de Caracas, y asiduo asistente, pese a sus quebrantos de salud, a nuestras anteriores convenciones.
La Convención, presidida por el doctor José Sánchez Negrón, dictó normas reguladoras para asegurar, en breve plazo, la colaboración efectiva de los cronistas municipales en la tarea conjunta que debe emprenderse para rescatar, preservar y mantener todo aquello que forma parte del patrimonio histórico de la nación. Se reglamentó lo concerniente a las futuras asambleas y se dictaron acuerdos y mociones para asegurar la participación de la Asociación de Cronistas Municipales en las conmemoraciones patrióticas que se avecinan: Sesquicentenario de la muerte del Libertador; Bicentenario de su nacimiento; Bicentenario de Don Andrés Bello; Sesquicentenario de la Constitución de 1830, con la cual se inició la trayectoria de nuestra República, una vez separada de la Gran Colombia. Asistieron desde Caracas los doctores Mario Briceño Perozo, Director del Archivo General de la Nación; Carlos Felice Cardot, Secretario de la Academia Nacional de la Historia; Luís Villalba Villalba, Presidente de la Sociedad Bolivariana de Venezuela; Rafael Armando Rojas, Comisionado de la Presidencia de la República para la Conservación del Patrimonio Histórico y Artístico de la Nación. Todos ellos hicieron magníficas exposiciones sobre las áreas específicas de sus actividades. Igualmente estuvo presente el novelista Salvador Garmendia, quien disertó sobre la vida y obra de Guillermo Meneses. Los actos de instalación y clausura estuvieron como escenario el salón donde celebró sus sesiones el Congreso de Angostura de 1819 y durante la sesión preparatoria del evento fue designada la Junta Directiva formada por los cronistas, doctor José Eugenio Sánchez Negrón, Presidente; doctor J. J. Villamizar Molina, de San Cristóbal; Vicepresidente, licenciado Leopoldo Villalobos, de Ciudad Guayana, Secretario.














domingo, 17 de enero de 2010

DIRECTIVAS DESDE 1999


Directiva 1999-2003
No obstante que el mandato de la Junta Directiva es de tres años, el 6 de noviembre de 1999, la Asociación eligió nueva directiva, Presidida por el Licenciado Leopoldo Villalobos e integrada por Ángel Romero, en calidad de Vicepresidente y Secretario, Luís Hurtado Zorrilla.

Directiva2003-2006
El 29 de diciembre de 2003 se renovó la Directiva quedando presidida ésta por Luís Hurtado Zorrilla; Vicepresidente Leopoldo Villalobos y Secretario Abel Fuenmayor. La Nueva Directiva para los efectos legales y financieros, ha debido llevar el acta al Registro Subalterno. Esto nunca se hizo por lo que el Banco Guayana no aceptaba la movilización de la cuenta sino por quienes figuraban en el acta constitutiva original, vale decir, Américo Fernández y Leopoldo Villalobos. De todas maneras, accedimos a firmarle cheques en blanco a la nueva Directiva para que pudiera operar hasta tanto tuvieran tiempo de realizar los trámites legales de cambio de firma para lo cual previamente habría que ir al Registro Subalterno, cosa que nunca se hizo por negligencia o falta de tiempo. Liquidado los ahorros de la Asociación, el señor Zorrilla pretendió que continuara emitiendo a su favor cheque a cuenta de los 5 millones, me negué y esto motivó que renunciara de boca y enviara el libro de actas y finanzas en su poder. Además estaba molesto por el hecho de haber yo protestado la juramentación miembros de la Asociación a personas que ningún concejo había nombrado como cronistas.
Aclaro: El 18 de diciembre de 2004, en reunión de la Avocación en la sede del CNP de Ciudad Guayana, el Presidente Hurtado Zorrilla propuso y fue acordado que los 5 millones de bolívares entregado por el Gobernador de Bolívar para el Secretariado Nacional que iba a realizarse en Ciudad Bolívar pasaran a engrosar las finanzas propias de la Asociación.

Directiva 2006-2008
El 5 de agosto de 2006, a las diez de la mañana, en la sede del Museo Histórico de Guayana, se reunió la Asociación por iniciativa de sus fundadores Américo Fernández, Leopoldo Villalobos y Ángel Romero, con el fin de considerar el estado de parálisis que desde hace más de dos años se encuentra la institución, aparte de que la Directiva presidida por Luís Zorrilla Hurtado tiene el período vencido y tomar, en consecuencia, las decisiones aconsejables, para la reiniciación de las actividades concernientes a las facultades que le atribuye el acta constitutiva del 22 de mayor de 1977, debidamente registrada y protocolizada. Los circunstantes acordaron que los miembros de la directiva fundadora asumiesen la dirección de la Asociación e informara a los ausentes.
El 29 de diciembre de 2006 Fue la primera reunión de los Cronistas con el objeto de despedir el año y ver en perspectiva el venidero. La reunión se realizó en el Restaurante Sergio, pero sólo asistieron Leopoldo Villalobos, Ángel Romero Marcelis Zurita, Ángel Fuenmayor y Américo Fernández.
El 26 de julio de 2007 nos visitó el Presidente de la ANCOV, Anselmo Castillo. Nos reunimos en la sede del Museo Histórico de Guayana para informarnos sobre el trabajo de la Junta Directiva Nacional, el programa de la Convención de Puerto Cabello. Terminamos ofreciéndole un almuerzo en el Restaurante Sergio.
En diciembre de 2007 recibimos invitación de la Junta Directiva Nacional para realizar una de sus reuniones en Ciudad Bolívar. Nos disponíamos a servir de anfitrión a esa iniciativa cuando de pronto aparece la convocatoria a un encuentro de cronistas sur orientales en el Callao patrocinada por la Directiva Nacional. Ante esta situación decidimos quedarnos stand by hasta nuevo aviso de la Directiva Nacional, aviso que nunca llegó no obstante las diligencias hechas para establecer una comunicación. Ahora, específicamente el 30 de enero de 2008 recibimos por Correo Electrónico la circular que se adjunta, que quisiéramos la Junta Directiva nos aclarara, especialmente eso de que “En estas elecciones tendrán derecho a voto los cronistas de esta entidad federal, oficiales o no”. Lo cual considero una aberración y contrario a las normas estatutarias de la Asociación.

Directiva 2008-2011
Presidente: Ángel Romero (Upata)
Vicepresidente: Ramón Enmanuelli (El Callao)
Secretario: Abel Fuenmayor (Maripa)


PALACIO MUNICIPAL





Dentro del programa de restauración y revitalización del casco histórico de Ciudad Bolívar (Monumento Público Nacional) figura un inmueble de estilo neoclásico que ha sido rescatado para sede de la Alcaldía y Concejo Municipal. Tal es el antiguo hospital “Ruiz y Páez”.
El ala izquierda que amenazaba con desplomarse fue total e inalterablemente salvada y allí han sido reubicadas las oficinas del ayuntamiento que estuvieron por más de veinte años en el ala derecha que igualmente será objeto de restauración hasta globalizar la obra conforme a su hechura original.
Las dos alas arquitectónicas, por medio de las cuales pasa la calle Igualdad, se comunican a través de un pintoresco puente techado a la altura de la segunda planta. La casa es grande, singularmente grande y espaciosa, numerosas ventanas con arcos de medio punto, divisiones, columnas y jardines internos que cómodamente sirvieron desde el siglo diecinueve a las funciones hospitalarias que ahora se cumplen en las afueras de la ciudad en edificio moderno.
Las dos alargadas alas estaban destinadas: una a las mujeres pacientes y la otra, a los hombres. Frente al ala izquierda, tan sólo separada por la calle Concordia, se construyó el edificio del Hospital de Niños, para 1987 reducido a escombros, pero con la fachada intacta y que terminó salvando el Gobierno de España que había adquirido once casas en el casco de la ciudad con ese propósito.
Restaurar el ala izquierda de la actual sede municipal costó un poco más de seis millones de bolívares en el lapso de cinco años que duraron los trabajos iniciados por el entonces presidente edilicio Elías Inatty. Los trabajos continuaron después con René Silva Larogo, Jesús Palermo y finalmente con Ligia Pulido de Macías, quien terminó de ponerlo en servicio en el mes de febrero. Cabe mencionar que antes de la Municipalidad fijar su asiento en el noble edificio, funcionó allí la Escuela Técnica Industrial, transferida al sector de “El Cambao” luego de una batalla a fuego limpio entre estudiantes y policías.