sábado, 10 de agosto de 2013

Despojarían a UNEG de Casa de las Doce Ventanas


Ciudad Bolívar, 08 de Agosto de 2013.-

Ciudadano
Francisco Rangel Gómez
Gobernador del Estado Bolívar
Su Despacho.-

Nosotros, los abajo firmantes, miembros del personal académico de la Universidad Nacional Experimental de Guayana (UNEG) de Ciudad Bolívar, nos dirigimos respetuosamente a Usted, en la oportunidad de solicitarle que la Casa de las Doce Ventanas y la Casa Liccioni, sedes de la UNEG en el Casco Histórico de Ciudad Bolívar, no sean consideradas dentro de las opciones de instalación para las oficinas de PDVSA.

La idea de que la estatal petrolera establezca sus oficinas en la ciudad es un hecho que nos llena de júbilo y que apoyamos, pero queremos solicitarle que esta instalación no ocurra generando un  falso dilema que nos lleve a juzgar cuál de las dos instituciones es más importante: si la Universidad o la empresa petrolera. Estamos convencidos que ambas instituciones son fundamentales en una ciudad que las requiere para su desarrollo, en paz y en concordia.

La Casa de las Doce Ventanas fue restaurada y entregada desde los años ochenta por el Gobernador Luis Felipe Goubat, para ser el asiento del Rectorado de la Universidad Nacional Experimental de Guayana (UNEG). En ella funcionan actualmente oficinas, centros de investigación, biblioteca pública, y se dictan cursos de postgrado. Aledaña se encuentra la Casa Liccioni, la cual fue dada a la UNEG en 1997 por el Dr. Jorge Carvajal Morales para que  se desarrollaran los estudios de Arte. Esta última edificación, como Usted sabe, fue defectuosamente reparada y por ello requiere de una nueva restauración para poner en funcionamiento pleno los proyectos a los que fue destinada, las actividades culturales y los laboratorios de Arqueología y Antropología Física que allí se encuentran.

Como se ve, desde los años 80’s las relaciones entre la Gobernación del Estado y la UNEG han sido de mutuo entendimiento y cooperación. Estamos convencidos de la importancia de continuar con esta tradición de cooperación universidad-gobiernos local y regional.
Podemos entender que las autoridades del gobierno regional hayan quedado prendados de la hermosura de las edificaciones donde funciona la UNEG en la Casa de las Doce Ventanas; pero este espacio es algo más que una casa, es un símbolo de la Universidad, que es cantada en su himno y reflejada en los títulos profesionales. La Casa de las Doce Ventanas es además el más importante símbolo de la materialización de una lucha que libramos desde los años 70’s los ciudadanos de Ciudad Bolívar, con el apoyo de figuras nacionales emblemáticas como Renny Ottolina, para lograr que se creara la Universidad de nuestra región. Ella es desde entonces, asiento oficial del Rectorado de la UNEG en Ciudad Bolívar, y continuadora de la gesta ciudadana del Antiguo Colegio Federal de Guayana, que funcionaba en otra casa histórica, la Casa del Congreso de Angostura. Esto es lo que representa para nuestra Ciudad Bolívar la presencia de Universidad de Guayana en el Casco Histórico.
Sabemos que la Casa de las Doce Ventanas posee condiciones que la hacen atractiva, pero sabemos que existen también otros varios espacios en la ciudad, arquitectónicamente muy hermosos, que pueden ser asiento de las oficinas administrativas de PDVSA tanto dentro como fuera del Casco Histórico. Debemos recordar que hace años, en el propio Casco Histórico, PDVSA adquirió una Casa, la cual fue restaurada totalmente. Ella se encuentra también en el Paseo Orinoco casi en esquina con la Calle Constitución, la cual puede servir para funcionamiento de sus oficinas. Frente al río Orinoco,  hacia la Cruz del Perdón, también hay terrenos que presentan características interesantes para el funcionamiento de las oficinas administrativas de PDVSA, y que permitirían su crecimiento orgánico, además de ser accesibles, con posibilidad de amplios estacionamientos, y de instalaciones de telecomunicación que seguramente requerirá la sede administrativa de PDVSA por la particularidad y alcance de sus actividades.
Reiteramos que la peor solución es quitarle a la Universidad la Casa de las Doce Ventanas, pues ello nos llevará a una polémica estéril de la que solo quedarán conflictos y desencuentros.  No se trata de sustituir unas oficinas de una institución fundamental por  las de otra. La UNEG y su Casa de las Doce Ventanas tienen un espacio en el imaginario, en el corazón y en la geografía de la Ciudad que debe ser respetado por todos.  Lo importante es sumar esfuerzos y  voluntades, para entre todos construir una mejor ciudad.
El día martes 6, Usted señaló en su alocución radial semanal que “todos somos de primera, y tenemos que darnos la mano para empujar entre todos la carreta”. Dentro de ese espíritu, los universitarios le decimos: la UNEG es una institución de PRIMERA,  no es menos que PDVSA, que puede desarrollar espacios que no están ocupados y que abundan tanto en el Casco Histórico como en la ciudad. Invitamos a PDVSA a crear nuevos referentes, nuevos símbolos de la modernidad, del progreso y del futuro en la Ciudad. La universidad y la ciudad esperan su apoyo solidario, no falsos conflictos. De nuestra parte estamos dispuestos a generar las alianzas necesarias que permitan que todos ganemos y sumemos.    
Le reiteramos nuestra buena voluntad en trabajar conjuntamente con la Gobernación del Estado Bolívar en pro del mejoramiento socioeconómico de la ciudad.
FIRMAS CARTA AL GOBERNADOR  RANGEL DE FECHA 08 DE AGOSTO SOLICITANDO QUE  LA CASA DE LAS DOCE VENTANAS Y LA CASA LICCIONI, SEDES DE LA UNEG, EN EL CASCO HISTÓRICO DE CIUDAD BOLÍVAR, NO SEAN CONSIDERADAS DENTRO DE LAS OPCIONES DE INSTALACIÓN PARA LAS OFICINAS DE PDVSA.


















c.c. Fuerzas Vivas de la Ciudad
c.c. Medios de Comunicación
c.c. Comunidad Universitaria

c.c. Autoridades de PDVSA